¿Quiénes somos?

Desde hace 30 años, Bright Language es
el colaborador privilegiado de muchos actores
de todo el mundo en el ámbito
de la evaluación de las competencias lingüísticas.

¿Quiénes somos?

Desde hace 30 años, Bright Language es el colaborador privilegiado de muchos actores de todo el mundo en el ámbito de la evaluación de las competencias lingüísticas.

Cathleen Mahoney, la historia de una revelación

Norteamericana de nacimiento y parisina de corazón, a Cathleen siempre le han apasionado las lenguas extranjeras.

Impulsada por sus orígenes italianos e irlandeses, Cathleen decidió continuar sus estudios en Europa y asistió a clases en la Sorbona y en la universidad de Madrid.

Cuando obtuvo su doble licenciatura francés/español, se instaló en París y comenzó a impartir clases de idiomas en un organismo de formación. Rápidamente demostró su valía y obtuvo contratos con grandes empresas y su jefe le pidió que se convirtiera en socia. Cuando su jefe se jubiló, compró el organismo de formación y lo desarrolló rápidamente.

Al mismo tiempo, Cathleen se dio cuenta de que no existía una evaluación homogénea en el mercado. Cada organismo tenía su propio baremo de calificación. Comenzó a germinar una idea: una prueba digital que podría dar niveles a los candidatos de forma objetiva.

Cathleen lanzó realmente el proyecto cuando, después de una contratación para un banco, una responsable de formación le pidió ayuda para evaluar urgentemente a un candidato seleccionado cuyo CV mencionaba un nivel “Fluido”. Rápidamente, Cathleen se dio cuenta de que el candidato no tenía el nivel necesario para el puesto, para desgracia de la responsable de contratación.

¡Fue una revelación!

La creación de las pruebas Bright Language

Cathleen estaba convencida de que era necesario desarrollar una herramienta barata, flexible y objetiva para evaluar las competencias lingüísticas de los candidatos para la contratación y la formación. Fue el nacimiento de las pruebas Bright Language.

Cathleen luchaba todos los días para demostrar la relevancia de su sistema de evaluación. En aquel momento, la tecnología no le permitía un desarrollo rápido. Se vio obligada a prospectar a sus clientes con discos duros. Después, los disquetes le permitieron algo más de flexibilidad y, por último, la generalización de internet transformó el panorama y permitió que Cathleen se impulsara.

Esto sucedió hace unos 30 años. Actualmente, las pruebas Bright Language son las más utilizadas en Francia en la mayoría de las empresas del CAC 40, en el ámbito de la formación profesional y desde hace varios años nuestras pruebas suscitan el interés de escuelas y universidades.

Bright Language ha desarrollado, en colaboración con el Ejército del aire francés y Air France Industries, pruebas de inglés técnico específicas a sus ámbitos.

Gracias a Cathleen, Bright Language mantiene un espíritu vanguardista: la solución evoluciona al ritmo de los avances tecnológicos y los nuevos proyectos de pruebas orientados a las profesiones satisfacen lo mejor posible las necesidades del mercado.

Nuestra misión

Ofrecer a un amplio público una herramienta de evaluación de las competencias lingüísticas: :

  • SIMPLE
  • FACIL
  • RAPIDO
  • OBJETIVO
  • ARMONIZADO

Gracias a una plataforma informática dedicada, proponemos a las empresas evaluaciones lingüísticas online para contratar sin sorpresas y asegurarse el dominio de las competencias necesarias para un puesto.

Nuestro ADN

Simplicidad
Flexibilidad
Objetividad
Accesible (costo)
Asistencia en el proceso de selección y contratación
Tecnología
Integrar al mundo de la empresa
Formación (profesional y académica)