Pruebas generales de Bright

Las pruebas de Bright Language, que están disponibles exclusivamente en línea, permiten a las empresas evaluar las competencias lingüísticas de sus empleados en los siguientes idiomas: inglés, francés, español, italiano, alemán, portugués, holandés, flamenco, ruso, chino mandarín y sueco.

La interfaz se ha traducido a 14 idiomas diferentes, lo que permite a los candidatos consultar los resultados de la prueba en su idioma materno.

Cada prueba dura de 45 a 60 minutos y se compone de 2 secciones:
• Gramática y estructuras
• Comprensión verbal

La primera sección consta de 60 preguntas y la segunda de otras 60 preguntas. Una vez finalizada la prueba, el candidato tiene acceso inmediato al informe.

Los resultados se basan en una escala de 0 (principiante) a 5 (bilingüe) y Bright Language puede, además, contrastar los resultados de la prueba con los requisitos lingüísticos de diferentes puestos dentro de la empresa.

Prueba Bright de nivel A:
Esta prueba del idioma inglés se ha diseñado específicamente para evaluar los niveles inferiores. La prueba permite diferenciar con precisión el nivel A1- del nivel A2+.